El Sitio
El Sitio

Puentes de Sevilla sobre el Guadalquivir

 

En total han existido 25 puentes sobre el Guadalquivir en el entorno de Sevilla, y 18 siguen en activo, contando con los dos últimos del siglo XXI: el de la Línea 1 del Metro de 2009 y la Pasarela peatonal de San Jerónimo de 2011. No incluimos los pequeños puentes basculantes de la nueva esclusa Puerta del Mar de 2010.

Salvo el puente de Triana del siglo XIX, y los dos nombrados del siglo XXI, todos los demás que siguen en activo se construyeron en el siglo XX (83%), y 9 de ellos con motivo o en el contexto de la Exposición Universal de 1992. Los de la Expo´92, representan por tanto el 36% del total de los puentes construidos en el entorno de Sevilla y el 50% de los que permanecen en activo.

 

Los puentes de la Dársena. Si consideramos sólo los puentes de la actual Dársena, o del cauce histórico próximo a la ciudad y la corta de Tablada, en total han existido 14 puentes, de los que 10 siguen en activo. De ellos, dos son anteriores a la propia constitución de la Dársena en 1951 (Triana y San Telmo), y seis se construyeron para la Expo'92, identificables en el listado por su fecha de inauguración en 1991. De norte a sur:

- Pasarela de San Jerónimo (2011)

- Puente del Alamillo (1991)

- Puente de La Barqueta (1991)

- Puente de La Cartuja (1991)

- Puente del Cristo de la Expiración (1991)

- Puente de Isabel II o de Triana  (1852)

- Puente de San Telmo (1931)

- Puente de Los Remedios (1968)

- Puente de Las Delicias (1991)

- Puente del Centenario (1991)

 

Los puentes del cauce vivo. Sin contar con los puentes de Triana y San Telmo, incluidos como puentes de la Dársena aunque en sus inicios estuvieron también en cauce vivo, los puentes construidos en el actual cauce vivo del Guadalquivir son ocho, y todos siguen en activo:

- Puente Ferroviario de la Línea Sevilla-Huelva (1991)

- Puente de la Corta (1991)

- Puente de Camas o de la Señorita (1982)

- Puente del Patrocinio (1982)

- Puente de la Reina Sofía (1991)

- Puente del Rey Juan Carlos I (1981)

- Puente de S. Juan de Aznalfarache (1930)

- Puente de la Línea 1 del Metro (2009)

 

Los puentes ya desaparecidos son siete:

En el cauce histórico, cuatro:

- Puente de Barcas (1171-1852)

- Puente de Alfonso XII (1880-1958)

- Pasarela del Agua (1898-1958)

- Puente de Alfonso XIII (1926-1998)

Y en la desaparecida Corta de la Vega de Triana, tres:

- Puente del Patrocinio I (1949-1991)

- Puente del Patrocinio II (1971-1991)

- Puente del Ferrocarril Sevilla-Huelva de la Vega de Triana (1943-1991)

 

Plano 1. Puentes en el entorno de Sevilla

Los puentes de Sevilla, descripción

 

1 - Puentes sobre el cauce histórico y Dársena del Guadalquivir

     1a. Los puentes anteriores a la Expo´92 por año de construcción

     1b. Puentes sobre la Dársena de la Expo´92

     1c. Otros puentes de la Dársena más recientes

 

2 - Puentes sobre la desaparecida Corta de la Vega de Triana

3 - Puentes sobre el actual cauce vivo del Guadalquivir

 

 

1. Puentes en el cauce histórico y Dársena del Guadalquivir

 

1a - Los puentes anteriores a la Expo´92 por año de construcción

 

Puente de Barcas, de origen árabe, fue el primer puente de Sevilla, y el único durante siete siglos (1171-1852), por la complejidad e inestabilidad del terreno arenoso, las crecidas del río, y cuando existieron proyectos firmes a partir del siglo XVI, por la situación económica. Durante todo este tiempo fue el único paso para cruzar a pie el Guadalquivir desde Sevilla hasta la desembocadura del río en Sanlúcar de Barrameda, y la única conexión del arrabal de Triana con la ciudad.

En 1852 fue sustituido por fin por el Puente de Triana, y durante la construcción de este último en el mismo lugar, el de Barcas se trasladó a la altura de la Plaza de Toros o Puerta del Arenal de 1845 a 1852, siendo después desmantelado.

Un puente flotante sujeto con cadenas entre las barcazas a las dos orillas, y con anclas al fondo del río. El coste de su mantenimiento era elevado, porque necesitaba una reconstrucción constante por el agua y las corrientes, y a veces se destrozaba por completo en  las crecidas del río. Las dos famosas embestidas de la flota de Bonifaz, que destruyeron el puente en 1248, fueron fundamentales para la reconquista de Sevilla por Fernando III.

 

Puente de Isabel II, el puente de Triana (1852), obra de Steinacher y Bernardet, aunque finalizada por Canuto Corroza. Con estructura de hierro sobre pilares de piedra, es el primer puente estático en el suelo de Sevilla, sustituto del Puente de Barcas árabe, por tanto, es el puente más antiguo que puedes ver en la ciudad y en todo el Bajo Guadalquivir, y uno de los puentes en uso con estructura de hierro más antiguos de España.

Aunque el de Triana es de mayor envergadura, se realizó a semejanza de un puente de París, posiblemente sugerido por los duques de Montpensier, el antiguo puente del Carrousel de Polonceau de 1834, que tuvo que ser sustituido antes de cumplir su primer siglo por daños en su estructura de hierro y madera (1930).

En el de Triana no se empleó madera, con piezas de hierro realizadas en la fundición San Antonio de Narciso Bonaplata, uno de los promotores de la Feria. Pero también ha tenido numerosos problenas en su peculiar estructura de soporte y ha estado a punto del derribo con varios proyectos de sustitución. Los años 60 y 70 del siglo XX fueron especialmente polémicos, a pesar de que ya no sufría las corrientes y crecidas del cauce vivo del río, pero sí un mayor peso por el tráfico de vehículos. En 1974, tras reforzamientos anteriores, un crujido en su estructura obligó a su cierre y posterior reparación en profundidad, siendo "reinaugurado" en 1977. Los aros dejaron de ser parte de su estructura de soporte y pasaron a ser piezas meramente ornamentales. En 1976, el puente se catalogó Monumento Histórico Nacional, obligando en cierta forma a la restauración que pedía la opinión popular.

 

Tres arcos metálicos sobre dos pilares de piedra en el río, 149m de largo y 7m de ancho.

Puente de Alfonso XII (1880-1958), el segundo puente fijo metálico de Sevilla, y el primero sobre el Guadalquivir de la línea de Ferrocarril Sevilla-Huelva inaugurada en 1880 por la compañía privada MZA, con estación en Plaza de Armas. En 1901 la empresa construyó la Estación de Córdoba, y tras la guerra civil pasó a manos de RENFE, funcionando hasta 1990 para las líneas con salida y trayecto final en Sevilla.

 

Con la Corta de la Vega de Triana y el aterramiento de Chapina a mediados del siglo XX para constituir la Dársena, el puente de Alfonso XII quedó en seco y se construyó otro puente de hierro para salvar el nuevo cauce. Durante 15 años coincidieron los dos puentes, siendo desmantelado el de Alfonso XII en 1958, al finalizar las obras con la urbanización de Chapina.

El puente contaba con cinco vanos de hierro de 50m, sobre seis pilares metálicos rellenos de hormigón y estribos.

 

Esta línea de ferrocarril del oeste, necesitó hasta cuatro puentes distintos por las modificaciones que se fueron realizando en el cauce del Guadalquivir durante el siglo XX. Para mayor información, ver las fotos aéreas evolutivas de la ciudad en la subpágina "Puente ferroviario Sevilla-Huelva".

Pasarela o Pasadera del Agua, el Puente de Tablas (1898-1958). Puente peatonal de hierro obra de Artur Friend y Alfonso Escobar, con una estructura de hierro similar a la del cercano Puente de Alfonso XII. Llevaba las canalizaciones del agua del Aljarafe y la Sierra Norte, y lo construyó la empresa contratada en 1883 para tal fin, la Seville Water Works Company, "el agua de los ingleses" para los sevillanos. Se encontraba entre el puente de Alfonso XII y el de Triana, aproximadamente en la localización actual del Puente del Cristo de la Expiración. Como el puente de Alfonso XII, también se desmanteló tras el aterramiento de Chapina.

 

Tres vanos de hierro de 70m, sobre pilares metálicos rellenos de hormigón.

 

El Puente de Alfonso XII, la Pasarela del Agua, y al fondo el Puente de Triana, los únicos tres puentes de Sevilla durante el primer cuarto del siglo XX.

Puente de Alfonso XIII, el "puente de Hierro" o "puente móvil" (1926-1998), de José Delgado Brackenbury, en el nuevo sur de Sevilla de la Exposición Iberoamericana de 1929. Cuarto puente fijo metálico de Sevilla, y primero elevable. Construido en seco en la nueva Corta de Tablada, antes de comunicarla con el cauce vivo del río. Fue inaugurado por Alfonso XIII en 1926, junto a la Corta y el Puerto, dentro del Proyecto de mejoras de Luis Moliní. Una solemne inauguración con la llegada de los héroes del Plus Ultra a bordo del crucero argentino Buenos Aires, que los trajo de vuelta a España tras su hazaña (imagen central).

Sería sustituido en 1991 por el Puente de las Delicias, pero no se llegó a retirar hasta 1998 por la presión popular. Su estructura metálica, se colocó primero en el muelle próximo de Las Delicias, con idea de ser trasladado después a otro punto como puente peatonal, pero desde el 2003 está abandonada cerca del muelle del Batán. En la tercera imagen del puente, se puede ver detrás del Puente de las Delicias, durante uno de los actos para la Expo'92.

 

Tres vanos sobre pilares de ladrillo, la plataforma central abatible en dos partes, 196,4m de largo.

Puente de San Telmo (1931), entre Sevilla y Triana, desde los Jardines de Cristina (Puerta de Jerez) a terrenos entonces de Triana, actualmente la Plaza de Cuba y Avda. de la República Argentina de Los Remedios. De José Eugenio Ribera, es el quinto puente de Sevilla y el primero construido por completo de hormigón, salvo los paneles abatibles centrales. El Ayuntamiento lo construyó más estrecho y sin los adornos de piedra del proyecto original para abaratar costes. También se rebajó su altura, dicen que por indicación de Alfonso XIII para que no restase la vista de la Torre del Oro.

Era levadizo en dos partes y permitía el paso de los barcos a los muelles del antiguo puerto del centro de la ciudad, perdiendo su utilidad cuando se construyó el puente de Los Remedios en 1968. Posteriormente los paneles abatibles se retiraron y se hormigonó el arco central y su suelo para asegurar el firme. También se retirarían las torretas de control y las sujeciones de piedra de la barandilla, ofreciendo un aspecto más esbelto. Actualmente tiene dos carriles por sentido y dos aceras, una con carril bici.

 

Tres arcos sobre dos pilares de hormigón en el río, 15m de ancho

Puente de Los Remedios (1968), inicialmente "del Generalísimo" y siempre el "Puente Nuevo" de los sevillanos. Una estructura de hormigón inusual, con un apoyo central en el río y aparentemente dos vanos. Situado frente al Costurero de la Reina, entre el Parque de María Luisa y Los Remedios (Virgen de Luján). De Carlos Fernández Casado, actualmente con tres carriles por sentido, una medianera, dos aceras y dos carriles bici.

 

Puente viga de hormigón de 125m de largo y 29m de ancho, con dos vanos de 58m y apoyo en el centro del río. En realidad tiene cinco vanos, dos en el río y tres pequeños en la orilla, uno en la derecha y dos en la izquierda, soportados por cuatro filas de 8 pilares redondos, salvo la central que es de 6 pilares planos.

 

1b - Puentes sobre la Dársena del tiempo de la Expo´92 de norte a sur

 

Imágenes del río durante la Expo´92

Ninguno de los cuatro nuevos puentes construidos para la Expo'92 en la zona de la Cartuja de la Dársena, tiene apoyos en el río, por lo que la superficie de agua no tiene ningún obstáculo en los 5km existentes entre el Puente  de Triana y San Jerónimo.

Puente del Alamillo (1991), uno de los puentes y obra emblemática de la Expo´92, con su pilón inclinado de 140m de altura. Del reconocido ingeniero y arquitecto Santiago Calatrava, que inicalmente proyectó dos puentes gemelos con sus dos mástiles enfrentados en dirección opuesta, uno en el cauce vivo del río y el otro en la Dársena, el único que finalmente se construyó por el montante económico que suponía. Es el primer puente con un pilar atirantado por un único lado en contrapeso con la plataforma, referente mundial arquitectónico y de diseño. Hasta la construcción de la Torre Pelli, concluida en el 2015, era la mayor altura de Sevilla, superando a la Giralda y al Puente del Centenario.

Desde el Puente de la Corta, comunica el norte de La Cartuja (Parque del Alamillo), con la Ronda Urbana Norte de la SE-30.

 

Puente arpa de acero de pilón atirantado por un único lado, en contrapeso y equilibrio con la plataforma del puente. 250m de largo, 140m de altura.

Puente de La Barqueta (1991), de los ingenieros Juan José Arenas de Pablo y Marcos Jesús Pantaleón Prieto, entre Torneo y el centro de la Cartuja (Parque Tecnológico). Debe su nombre a la antigua Puerta de la ciudad ubicada a la misma altura. Otra obra emblemática de la Expo, autoportante, sostenido por su arco longitudinal atirantado y sin apoyos centrales en el río, podría ser trasladado de una pieza a cualquier otro lado. Construido en la orilla izquierda y girado después sobre unas plataformas flotantes a su ubicación final, con un mediático primer intento fallido por el viento. Para el tráfico rodado, con dos carriles por sentido, dos aceras peatonales y un carril bici. 

 

Puente autoportante de acero de un vano con arco superior atirantado y dos pilares de sustentación en cada orilla, 214m de largo y 21,4m de ancho.

Pasarela de La Cartuja (1991), próximo a la Plaza de Armas, entre la calle Torneo y La Cartuja, de Fritz Leonhardt y Luis Viñuela Rueda. De acero, autoportante, sin apoyos centrales y construido también en la orilla, girándolo después sobre plataformas. Inicialmente peatonal, después se habilitaron dos carriles rodados, dos carriles bici y aceras peatonales.

 

Con sus 235 metros de longitud y 11 metros de ancho, tiene el Guinnes del puente más esbelto del mundo.

Puente del Cristo de la Expiración o del Cachorro (1991), o de los toldos para los sevillanos. Entre Triana y Sevilla a la altura de Chapina, en la antigua localización de la Pasarela del Agua. Enlaza con el Puente del Patrocinio y la SE-30 (Avenida de la Expo´92), la entrada habitual desde Huelva y el Aljarafe al Centro de la ciudad. Del sevillano José Luis Manzanares Japón, es una estructura de acero inspirada en el Puente Alejandro III de París. Como los anteriores, de un vano sin soportes centrales, y también se construyó en seco sobre tierra, pero en esta ocasión ya en su ubicación final, sobre el tapón de Chapina antes de comunicar el cauce del brazo de San Jerónimo con la Dársena. Su construcción motivó la broma del sobrenombre de "puente de los leperos", porque primero hicieron el puente y después colocaron el río.

 

Estructura de acero de dos arcos superpuestos en un único vano, 223m de largo y 30,5m de ancho.

Puente de las Delicias (1991), sustituto del Puente de Hierro, entre La Palmera y Los Remedios-Tablada, el acceso a la Feria de Los Remedios en la soterrada Curva de los Gordales del cauce antiguo del río. Es doble, con tres carriles por sentido y con su tramo central elevable en dos partes. Lleva adosado en paralelo una vía ferroviaria de uso portuario a un nivel inferioŕ, compartiendo los pilares centrales e incluido en el proyecto. Leonardo Férnandez Troyano y Javier Manterola Armisen se inspiraron en el antiguo Puente de Barcas para sus pilares y construcción.

 

Puente doble de tres vanos con dos pilares en el río, el vano central es de 42m de ancho con paneles elevables en dos partes. 108m de largo total.

 Puente del Centenario (1991), "Paquito" para los sevillanos en su particular comparación con el Golden Gate de San Francisco, y mal llamado del V° Centenario, porque, proyectado antes y a diferencia de la Expo´92, lo que conmemora el puente son los 100 años de la Junta de Obras del Puerto de Sevilla. En su construcción se utilizó un ingenioso sistema de montaje de plataformas prefabricadas de hormigón, elevadas desde el río, y ensambladas y atirantadas una a una a partir de los dos pilonos centrales.

Su vano en el río es de 265m de largo entre los dos pilonos metálicos de 120m de altura, con su plataforma a 45m de la zona portuaria del Guadalquivir. En su día fue uno de los puentes de mayor luz de España, y superó en altura el techo de la ciudad, la Giralda. Pero poco le duró, porque se lo arrebató el Puente del Alamillo en el otro extremo de la Dársena, con su mástil de 140m.

 

Incluido en la SE-30, actualmente es un cuello de botella, con dos carriles en ambos sentidos y uno central reversible, habilitado tras quitar la mediana y los arcenes originales. Se está estudiando su ampliación.

 

Un vano en el río de 265m, 2.016m de largo total con los accesos, 22m de ancho y 120m de alto. Galibo 45m.

 

1c - Otros puentes más recientes sobre la Dársena

 

Pasarela de San Jerónimo (2011), último construido, es una estructura peatonal de hierro de 224 metros de longitud al norte de la ciudad, entre el Parque del Alamillo de La Cartuja y el Parque de San Jerónimo.

La Esclusa Puerta del Mar (2010), tiene puentes levadizos para automóviles y ferrocarril en sus dos extremos, para salvar los 39 metros de manga o anchura de la esclusa, que no hemos incluido en el cómputo general de puentes de Sevilla.

2. Puentes sobre la desaparecida Corta de la Vega de Triana

Puente del Patrocinio I (1949-1991) y Puente del Patrocinio II (1971-1991), de la Vega de Triana. Comunicaba el Aljarafe con Triana y el tapón de Chapina, dando acceso al centro de Sevilla. Además del Aljarafe, recibía el tráfico procedente de Huelva y la Ruta de la Plata. El aumento poblacional obligó a su desdoblamiento con la construcción de un segundo puente paralelo en 1971. La Capilla del Patrocinio, de la que recibe su nombre, es la Basílica del Cristo de la Expiración, el Cachorro de Triana, próxima al puente (centro de la imagen inferior).

Los dos puentes fueron desmantelados con una accidentada voladura en 1991, tras la construcción de otro doble puente con el mismo nombre en la Corta de la Cartuja. 

 

Puente ferroviario Sevilla-Huelva de la Vega de Triana (1943-1991)

Segunda ubicación del puente de esta línea ferroviaria sobre el Guadalquivir. Construido en la Corta de la Vega de Triana para sustituir al Puente de Alfonso XII del antiguo cauce. En la fotografía aérea de la izquierda, la Corta de la Vega de Triana con el nuevo puente del Ferrocarril en primer plano, en la zona inferior y centro de la imagen. Al fondo, se ven los puentes de Alfonso XII y la Pasarela del Agua sobre el tapón de Chapina en construcción, y la Estación de Córdoba en el casco urbano. En la imagen de la derecha, la vista desde el lado opuesto, con los puentes de la Corta de Triana al fondo.

 

3. Puentes sobre el actual cauce vivo del Guadalquivir

De norte a sur:

Puente del Ferrocarril Sevilla-Huelva (1991). Es la cuarta y última ubicación del puente de la Línea Ferroviaria 72 Sevilla-Huelva para cruzar el Guadalquivir, y la segunda en la Corta de la Cartuja, sustituyendo al puente de Camas.

De José Antonio Fernández y Julio Martínez Calzón, se construyó para la Expo'92 al entrar en funcionamiento la nueva Estación de Santa Justa, permitiendo retirar las vías del tren del centro y el muro de la calle Torneo, recuperando así Sevilla su río y la Cartuja.

Para más información de las distintas ubicaciones del puente sobre el Guadalquivir de esta Línea ferroviaria ver la página "Puente Ferroviario Sevilla-Huelva".

Puente de la Corta (1991), imagen Google de norte a sur, recibe el tráfico del Aljarafe y la Ruta de La Plata, una nueva vía de entrada a la ciudad desde el Aljarafe, enlazando la SE-30 con el Puente del Alamillo y la Ronda Norte de Sevilla, cada puente con tres carriles en sentidos opuestos.

En su lugar, Santiago Calatrava había planteado un puente gemelo al del Alamillo, pero no se llegó a realizar por motivos económicos y se optó por un puente más sencillo.

Puente de Camas o de la Señorita. Antiguo puente del Ferrocarril Sevilla-Huelva, primero de la Corta de la Cartuja y sustituto del anteríor puente de la Corta de la Vega de Triana. Es la tercera ubicación del puente de esta línea ferroviaria sobre el Guadalquivir, prestando este servicio de 1982 a 1991, año que la línea se trasladó más al norte como se ha comentado antes. Actualmente ha sido remodelado para uso exclusivo del transporte público, peatones y bicicletas.

Puente del Patrocinio (1982), son en realidad dos puentes en paralelo en la Corta de la Cartuja, cada uno con tres carriles en sentido contrario, construidos en continuidad y sustitución de los antiguos Puentes del Patrocinio de la Vega de Triana, dirigidos hacia el Puente del Cristo de la Expiración y el centro de la ciudad. La SE-30 y el puente de la Corta de 1991, reparten y han aliviado el tráfico que existía por el Patrocinio procedente del Aljarafe y el oeste y norte de la península.

 

Puente de la Reina Sofía (1991). Construido con la SE-30 al sur del Aljarafe, para doblar el saturado Puente de Juan Carlos I, que se encuentra en paralelo a unos 100m. Inicialmente tenía tres carriles en sentido único hacia El Aljarafe, el contrario de los dispuestos en el Puente Juan Carlos I. Actualmente tiene cuatro carriles tras eliminar los arcenes.

Puente del Rey Juan Carlos I (1981). Construido por la creciente población del Aljarafe y la saturación del antiguo Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache. Inicialmente con dos carriles por sentido, también se saturó pronto y con la SE-30 se construyó en paralelo el Puente Reina Sofía en 1991, modificando sus cuatro carriles a un mismo sentido, hacia Sevilla-Los Remedios, y después a cinco carriles tras eliminar los arcenes.

Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache (1930). Construido por la empresa La Maquinista Terrestre y Marítima, cuatro años después del Puente de Hierro de Alfonso XIII y dentro del Plan Brackenbury de constitución de la Dársena. Se necesitaba un puente al sur del Aljarafe porque con la construcción de la Corta de la Vega se cerraba la única entrada por Triana que tenía el Aljarafe a la capital.

El Puente de San Juan es de hormigón y acero, con una parte lateral basculante que permitía el paso de las embarcaciones. Tiene una larga vía de aproximación en alto para evitar las zonas inundables. Se abrió al tráfico en 1934, y con sus dos carriles, uno por sentido, fue durante años el puente del sur Aljarafe. Tras la construcción de los Puentes de Juan Carlos I en los 80 y Reina Sofía en los 90, el puente de San Juan fue remodelado y actualmente tiene un único carril rodado en sentido Sevilla y dos carriles bici. La imagen inferior muestra su aspecto actual.

Puente de la Linea 1 del Metro (2009). Puente exclusivo para el Metro. Detrás se puede ver el Puente de San Juan de Aznalfarache

Páginas:

Mapa del Sitio y otros accesos a pie de página