El Sitio
El Sitio

Contenido: Portadas de la Feria de Abril de Sevilla. Representación del "alumbrao". Evolución de las Portadas de la Feria, galerías de imágenes.

 

 

Portadas de la Feria de Abril

La emblemática Portada de la Feria de abril, es una construcción efímera de grandes dimensiones situada a modo de bienvenida en la entrada de la calle principal, realzando su belleza y colorido. Se renueva todos los años con diseños inspirados en la ciudad, su iluminación señala el inicio de la Feria y es la referencia para el encuentro de familiares y amigos en la Feria.

Proyecto, presentación.

Estructura y colocación de los paneles.

Detalle del diseño y bombillas.

En ella se trabaja todo el año. Primero con la creación de los proyectos que se presentan a concurso antes de cada verano. Tras la decisión del jurado y la presentación oficial del ganador, se realizan los estudios pertinentes de resistencia y anclajes seguros que precisará, y se empiezan a elaborar los paneles decorativos. Nada más empezar el  año se coloca el primer tubo de la gran estructura de hierro que servirá de soporte a los paneles ya decorados y alrededor de 25.000 bombillas, con los que se pretende conseguir siempre las dos imágenes espectaculares de la Portada; durante el día el diseño artístico geométrico de enormes dimensiones y colorido, y su esplendor lumínico nocturno. 

 

Origen y evolución de las portadas de las ferias

En la evolución de las portadas podemos considerar distintos períodos:

- De 1847 a 1868, la Puerta de Nueva o de San Fernando.

- 1869-1895, en proximidad a la derivada Puerta de San Fernando, se colocan en Feria arcos y/o fuentes efímeras.

- 1896-1920, se instala la Pasarela en el Prado de San Sebastián frente a la calle de San Fernando.

- 1921-1948, se suceden varias construcciones efímeras en lugar de la Pasarela y pequeñas portadas de entrada a la Feria.

- Y, a partir de 1949, por normativa, las grandes portadas iluminadas de la Feria del Prado de San Sebastián y Los Remedios.

 

1853. Puerta de San Fernando. Detalle de "La Feria" de Rodríguez de Guzmán, 1853.

1895.  Arco vegetal en el lugar de la Puerta de San Fernando.

1896-1920. La Pasarela en 1909.

La Puerta de San Fernando: La puerta de acceso a la Feria en sus inicios fue la Puerta de San Fernando, puerta del recinto amurallado de la ciudad construida alrededor de 1770 para dar servicio a la Real Fábrica de Tabacos y derribada sólo un siglo más tarde en uno de los proyectos de ensanche de la ciudad. Comunicaba la ciudad con la Feria del Prado de San Sebastián en extramuros y se adornaba para la celebración con toldos y banderas.

Tras el derribo de la Puerta de San Fernando, se sucedieron en el mismo lugar algunos años una serie de arcos con adornos florales o relacionados habitualmente con la agricultura, o fuentes efímeras de madera.

La Pasarela: Pero, la que se considera realmente precursora de las portadas de la Feria, y de las ferias en general, es la Pasarela (1896 a 1920), construcción de hierro del ingeniero Dionisio Pérez Tobía, emplazada durante 24 años en el Prado de San Sebastián. Servía como paso elevado de peatones entre la calle San Fernando y el Prado, para evitar el tráfico y las vías del nuevo y "peligroso" tranvía eléctrico. Durante la Feria se engalanaba con luces de gas y un arco voltaico en su cúspide, sirviendo de portada de feria permanente, un faro de luz transitable con un mirador en altura de la Feria y la calle San Fernando. Es tal el arraigo en la población de esta estructura inspirada en la Torre Eiffel, que un siglo después de su desaparición se sigue llamando popularmente "La Pasarela" al lugar que ocupó, la actual Plaza de D. Juan de Austria con su Fuente de las Cuatro Estaciones.

 

1925. Fuente monumental iluminada.

1926. Gran farola en el lugar de la Pasarela.

1927.  Portada de 1927.

 

Tras la retirada de la Pasarela en 1920, y hasta la reordenación urbanística de la Exposición de 1929, se sucedieron en el mismo sitio varias construcciones, como una fuente monumental en 1925, la gran farola de 1926, o el Pabellón Central de 1928, junto a los que ya se empiezan a ver portadas o arcos de entrada a las calles de la Feria. Tras la construcción en 1929 de la fuente de las Cuatro Estaciones en el lugar que ocupó la Pasarela, se siguieron instalando otras construcciones efímeras para la Feria en su proximidad, como la Torre de los Toreros de 1948. 

 

1928. Pabellón Central y Portada, vista desde la Feria.

1929. Fuente de las Cuatro Estaciones en el lugar de la Pasarela.

1948. La Torre de los Toreros, templete del primer Centenario de la Feria.

 

Las grandes portadas iluminadas. Aunque los arcos o portadas que se empiezan a ver a finales de los años 20 ya disponían de luz eléctrica, y algunas fueron de considerables proporciones, las grandes portadas iluminadas normalizadas, como las conocemos actualmente, son posteriores. En 1948, tras el éxito de la Torre de los Toreros en la celebración del primer Centenario de la Feria y el séptimo de la Reconquista de Sevilla, el Ayuntamiento, seguramente influenciado por el recuerdo de la Puerta Nueva y de la Pasarela, aprobó una Ordenanza que obliga a la construcción de una gran portada cada año, y así ha sido ininterrumpidamente desde 1949, salvo en 1965 por seguridad tras unas obras. Esta tradición se ha extendido a multitud de Ferias, incluso internacionalmente.

 

1958. inspirada en la arquitectura rural

1970. inspirada en la La Pasarela

2017. 25 aniversario de la Expo 92

Las portadas de mediados del siglo XX se inspiraban en temas regionales y en la arquitectura rural de haciendas y cortijos. A finales de los 60 ya se ven representaciones de edificaciones emblemáticas de Sevilla, una de las más repetidas es la propia Pasarela, seguido de una serie de portadas de estilo mudéjar. A finales de los 70 se vuelve brevemente a la temática rural y regionalista, para continuar después con las dedicadas a edificios o monumentos de la ciudad. En la primera década de este siglo se añaden conmemoraciones de eventos históricos y corporaciones de la ciudad, aunque se sigue recurriendo a algunos de los temas y estilos mencionados, sobre todo edificaciones de la ciudad, o el estilo mudéjar.

 

Por cuestiones de espacio del lugar de emplazamiento, las portadas de la Feria del Prado de San Sebastián eran de mayores dimensiones abarcando a veces todo el frente del recinto, pero las de mayor altura se han construido en Los Remedios, rondando los 50m. Además, en los Remedios, inicialmente se construían también portadas secundarias en la entrada de todas las calles. Las dimensiones actuales de la Portada suele aproximarse a los 50m de frente por unos 40m de altura.

 

Desde 1992, año de la Expo, el alumbrado de las calles y de la Portada de la Feria se realiza a la vez desde la misma Portada tras la cena del pescaíto. Actualmente se organiza a sus pies una gran fiesta con celebraciones y actuaciones, rematada con una cuenta atrás y el "alumbrao" a las 12 en punto de la noche, pistoletazo de salida para que empiece la fiesta.

 

Representación animada del Alumbrao de la Portada

1990

2013

2014

2017

2018

Imágenes de las Portadas de la Feria de Abril

     - Portadas de la Feria en el siglo XIX y primera mitad del siglo XX

     - Portadas de la Feria de la segunda mitad del siglo XX

          Portadas de la Feria del Prado de San Sebastián, de 1951 a 1972

          Portadas de la Feria de los Remedios de 1973 a 2000

     - Portadas de la Feria del siglo XXI

Portadas de la Feria en el siglo XIX y primera mitad del siglo XX

Portadas de la Feria de la segunda mitad del siglo XX

Portadas de la Feria del Prado de San Sebastián, de 1951 a 1972

Portadas de la Feria de Los Remedios de 1973 a 2000

Portadas de la Feria del siglo XXI

Mapa del sitio y otros accesos a pie de página